Ir arriba

Cómo dar calidez a tu hogar: colores y materiales.

Lo primero a tener en cuenta a la hora de crear un ambiente cálido en casa es la utilización de los colores. Para ello usaremos los colores del otoño, una paleta cromática neutra a base de tierras y ocres, con toques calabaza.



En cuanto a materiales, hay muchas combinaciones posibles: El primero a mencionar es la madera por su presencia en las tendencias del momento. Y no porque ahora se esté utilizando más, ya que es un gran clásico de la decoración. Siempre se ha utilizado para el diseño de interiores, sino porque está tomando una gran relevancia hasta el punto de ser la protagonista de muchas estancias gracias a las grandes combinaciones posibles y estéticas que ofrece. Una de las combinaciones más vistas es la de madera bruta con microcemento. Utilizar el contraste de la simplicidad del cemento con la madera poco tratada, haciendo a los muebles protagonistas de la estancia.



Y de una novedad como el microcemento, pasamos a un clásico: los textiles. La ropa del hogar está en las cortinas, los manteles, las alfombras, los cojines, las colchas, en las tapicerías… y muchas veces no se le da la importancia que tiene. Las telas y los tejidos tienen un peso importantísimo en cualquier proyecto de interiorismo y decoración. Y es que, es uno de los elementos fundamentales a la hora de lograr un estilo determinado, para poder definir el carácter del espacio que queremos. Hay que tener en cuenta los colores: actualmente en el mercado, existe una amplia gama cromática de tejidos que nos da mucha versatilidad a la hora de elegir los colores que mejor combinan con el mobiliario, con el suelo, con las paredes o con los complementos del salón, o de cualquier estancia de casa.



Según las tonalidades que elijamos podemos conseguir dos sensaciones totalmente contrapuestas: calor o frío. Los colores cálidos son todos aquellos encabezados por los rojos o los naranjas; mientras que los fríos son aquellos en los que encontramos azules, verdes o turquesas. Elegir una opción u otra, va a ser determinante a la hora de transmitir calidez o frialdad a la estancia.



También hay que tener en cuenta el papel que juegan las texturas y tipos de tejidos: lana, algodón, lona, jaspeé, cuero, terciopelo, seda… Con ello conseguiremos jugar y obtener diferentes resultados: suavidad, aspereza, consistencia, dureza, fragilidad…



Por último, la iluminación. Es necesario una iluminación cálida y directa para un ambiente acogedor. Es vital una iluminación cálida e indirecta, tenemos que conseguir que la luz se disperse por toda la habitación y se refleje en el techo, el suelo o la pared. En cuanto a diseño, la tendencia son las lámparas industriales con acabados metálicos, aunque como novedad vamos a ver lámparas de mimbre cáñamo e incluso de madera y cemento.




Cómo dar calidez a tu hogar: colores y materiales.

Categoria

Interiorismo

Etiquetas

Patios Reforma vivienda Reforma local comercial

Comentarios

No hay comentarios en este artículo. ¡Sé el primero en comentar!

Este sitio utiliza cookies. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Política de cookies Aceptar